agosto 2017 • ATD corredor de seguros, seguros Valladolid

Monthly Archive agosto 2017

Asegura tu alquiler

Tienes una vivienda vacía pero te da miedo alquilarla? Eso se ha acabado. Ahora puedes asegurar las mensualidades y también los daños de la vivienda.

Los seguros del hogar dan un paso más y te aseguran las mensualidades del alquiler y otros servicios; Se acabó el miedo a un mal inquilino por varias razones. La primera es que la aseguradora te hace un estudio del futuro inquilino así la primera criba está hecha, pero pongámonos en el peor de los casos y un mal inquilino pasa el primer filtro o su situación a lo largo del tiempo cambia, pues aun así podemos estar tranquilos, porque si dejase de pagar, como si hace destrozos en la casa, pues el seguro en ambos casos lo cubre. Pero y los quebraderos de cabeza qué te da? Pues también te lo evitas, porque tienes defensa jurídica incluida, te pones en manos de unos abogados expertos en el proceso de desahucio.

Esto nos permite ganar tiempo y tranquilidad, olvidarte de todo porque sabes que hay un experto haciendo lo que mejor sabe hacer.

Que servicios podemos añadir:

Apertura de la vivienda y sustitución del bombín, otro quebradero de cabeza que te evitas buscando y contratando a un cerrajero.

Informe del estado de la vivienda, te evitas buscar un perito y todo lo que conlleva.

Actuaciones para la habitabilidad de la vivienda, pueden ser permisos, informes…

Puesta a punto de la vivienda de alquiler, te buscan pintores, fontaneros…

Obras y reformas, cambiar paredes, tirar tabiques y todo lo que se necesite

Lo mas importante es recuperar la vivienda con la mayor brevedad posible, adecuarla y volverla a poner a tu disposición.

Sabemos que te pueden quedar dudas,  que necesitarás un presupuesto.. Pues nosotros te solucionamos todo, pásate o llámanos y empieza a hacer dinero con tu vivienda vacía, siempre con la tranquilidad de saber que cada mes vas a cobrar y la vivienda no va a sufrir ningun desperfecto

Seguro de coche

Este seguro es el más común, quizá porque no debemos olvidar que es obligatorio tener asegurado el coche. En 2015, la DGT tramitó alrededor de 50.000 denuncias por circular con un vehículo que carecía del seguro obligatorio. La multa puede oscilar dependiendo del vehiculo y la situación de 600 a unos 3000 euros. El seguro obligatio es el denominado a terceros. Nos cubre la responsabilidad civil, o sea, si tenemos un accidente cubre los daños que hayamos producido al otro. Así como las indemnizaciones a causa del siniestro. Debemos de tener muy claro que a nosotros no nos cubre nada, ni el coche ni los daños personales.

Seguro de coche a terceros ampliado:

A consecuencia de las necesidades actuales, que las personas quieren estar mejor aseguradas a un precio más competitivo, existe el seguro a terceros ampliado. ¿Qué incluye? Obviamente lo mismo que el seguro a terceros. Todos los daños que causemos a un tercero, y ese ampliado nos incluye a mayores  muchísimas cosas que podemos o no contratar. Por ejemplo, cubrir la rotura parcial o total de lunas, limpiaparabrisas, seguro por incendio, por atropello de un animal, la defensa de multa… Este seguro es muy interesante para tener cubiertas las necesidades de cada conductor.

Seguro de coche a todo riesgo:

El último seguro y el más completo es el seguro a todo riesgo, pero aqui también hay variaciones. El básico incluiría los daños personales y materiales propios y hechos a un tercero, independientemente de quien sea el culpable, puede añadir un vehiculo de recambio en caso de tener el tuyo en el taller, la defensa de las multas, una cobertura muy práctica en los tiempos que corren.

Dentro del seguro a todo riesgo hay que saber si es con o sin franquicia. ¿Qué es la franquicia? La franquicia es una cantidad que tiene pactado la aseguradora con el asegurado, que en caso de accidente tendra que pagar el asegurado. Vamos a verlo en un ejemplo, tienes un seguro con una franquicia de 300€ y desgraciadamente tienes un accidente; y el daño es de 500€ pues los 300 primeros euros los pagas y los otros 200 los paga la aseguradora. Es una forma de bajar las primas del seguro, no siempre la más conveniente.

 

Acercate con tu póliza o llámanos y seguro que te podemos echar una mano.